jueves, 3 de abril de 2008

No todo lo que brilla es oro...

John Sutter llegó a California, desde su natal Suiza, en 1839, con prácticamente ningún dinero, pero con la idea fija de establecerse y hacer fortuna. En ese momento había menos de mil europeos en California, en contraste con 30,000 nativos. Obtuvo permiso del gobernador mexicano para establecerse, y se convirtió en ciudadano mexicano para obtener derecho sobre un latifundio, que le fue otorgado en 1840. Nada menos que 198 Km cuadrados. Sutter la llamó "Nueva Helvetia", y empleó indios de varias tribus, en su afán de crear una utopía agrícola y creó el "Fuerte Sutter" (su base de operaciones). Por un tiempo, creció y prosperó. Aunque siempre fue un francófilo, apoyó el efímero establecimiento de California como una república, y cedió pragmaticamente a la unión con los Estados Unidos en 1847, cuando tropas estadounidenses ocuparon su "fuerte".

Su desgracia comenzó de la forma más inimaginable: encontró oro. Por algunas semanas fue posiblemente el hombre más rico del mundo. Pero fue imposible mantenerlo en secreto, y pronto miles de personas invadieron sus tierras, destruyendo los sembradíos, matando el ganado, robando herramientas, y arrasando con todo dentro de su tierra. Era la fiebre del oro del 49. No le quedó otra que tomar a su esposa y sus dos hijos (que habían venido de Suiza, después de 16 años de separación) e irse a vivir a un lugar apartado. Ahí comenzó una granja de nuevo, plantó árboles frutales, y nuevos campos de trigo. De nuevo, tuvo un relativo éxito. En 1855 Sutter sometió a juicio a los 1,700 colonos que ocupaban las tierras que alguna vez le pertenecieron. Pedía $25 millones por los puentes, canales y caminos que él mismo había construido y el Estado simplemente tomó, asi como un porcentaje del oro extraído de las minas. La demanda fue fallada a su favor, pero esto solo supuso otra desgracia. Cuando la decisión se hizo pública, diez mil personas que vivían en el área, y que pensaron que perderían sus hogares, descendieron sobre el juzgado, quemaron el edificio de la Corte, y trataron de linchar al juez. Luego, la casa de Sutter fue quemada, su hijo mayor se suicidó y el menor fue asesinado. Nunca se recuperó de estos golpes finales. Sus últimos 15 años los pasó en el Este, luchando en las cortes y para que el Congreso le reconociera una parte de lo que tan injustamente había perdido. Aunque algunos amigos trataron de ayudarlo y recibió homenajes como un importante pionero en el desarrollo de California, murió sin haber obtenido ninguna compesación.

Es curioso como ciertas "bendiciones" simplemente traen aparejada la desgracia para alguna gente. Personalmente, me impresionó esta historia al ver que su reclamo, de sobra justificado, solo le trajo más desgracias...

14 comentarios:

Amorexia dijo...

Cuando una persona lucha y otros usurpan es que este tipo de desigualdades e injusticias se dan, me sono un poco como a la actitud oficial de el socialismo, algunos producen para que otros disfruten... creo que descubrí el agua tibia.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Es increíble como una persona que trabaja su tierra y prospera le puedan pasar este tipo de cosas.

Definitivo la vida muchas veces es injusta, es injusta a la hora de otorgar ventajas y privilegios, y a veces más bien es como una maldición.

El trabajo de toda una vida se va al suelo ante ambiciones y extremismos, ya que lo último de la historia más bien parece una horda de delincuentes y asesinos los que invadieron y quemaron todo, arrasándolo sin el más mínimo pudor.

A veces vivir una calidad de vida tranquila y sin muchos lujos, es mejor que vivir rodeado de oro, y otros materiales preciosos.

La vida debe ser vivida sencilla, con mucha gana y felizmente.
Saludos

gama dijo...

Esa epoca fue tremenda, siempre se debe luchar por lo que creemos correcto pero en ocaciones lo correcto es aceptar la derrota y seguir adelante.

Terox dijo...

Amoerxia, diay a todo nivel se dan injusticias de este tipo. Desde que el mundo es mundo...

Roy, así es, hay gente que tiene el toque para la prosperidad, pero parecen destinados a la miseria...

Gama, eso fue lo peor. Tal vez si se hubiera "quedado queditico" sin reclamar su justo derecho, le hubiera ido mejor... A veces es mejor tragarse una injusticia que el costo de pelear...

andrés dijo...

Increible... su fortuna fue su perdicion por culpa de la avaricia y el egoismo, dos cualidades que creo estan presentes en todo ser humano... de una u otra forma se manifiestan en nosotros.

Voy a buscar mas info en la web de este señor, me sorprendio mucho esta historia.

Buen post Terox!

el burro dijo...

q histora mas hijueputa, como no hay vagos aca ...

Terox dijo...

Andrés, así es. Al parecer, incluso trató de montar negocios sobre el auge minero (vendiendo provisiones, etc) pero los socios lo jodieron. El mae era un miado. Por cierto, investigando para montar el post, me encontré varias versiones que difieren un poco en los hechos, así que me basé en mi fuente primaria, que es un libro de una serie para aprender inglés que se llama The Usa Series de Prentice Hall Regents, el libro se llama "The Usa: The Land and the People".

Burro, que dicha que le gustó... (jajaja). La moraleja (según la lógica de Homero Simpson): mejor no bretear mucho, porque al final lo podés perder todo...

SarksTico dijo...

Terrible ver como los seres humanos somos (y hemos sido)tan despiadados ..

Hoy es la fiebre del petróleo, mañana ... la del agua? eso me aterra, nosotros tenemos el agua..

Y para variar, la injusticia está a la orden del día..

Terox dijo...

Sarks, bueno, tome en cuenta que también eran otros tiempos. Desde otro punto de vista, el mae era un latifundista y los que buscaban oro era "desposeídos"... El cuento del agua, pues, habría que ver como se la llevarían... yo entiendo que países fronterizos donde escasea puedan pelear guerras para controlar las pocas fuentes de agua disponibles, pero no creo que sea nuestro caso con Panamá o Nicaragua...

H3dicho dijo...

Ese mae al parecer tenia tanto la suerte como la mala suerte de su lado..

Como dice Terox muchas veces es más conveniente no luchar, porque puede traer más perdidas que lo que se busca ganar..

El PAC como ejemplo se ha desgastado obstruyendo la agenda de implementación,cuando se sabe que es algo que iba a pasar..pelearan o no... pero se decidieron desgastarse..y perder credibilidad...

Ahora el PLN monta una campaña anti pac , para que nadie se le escape lo que hace el PAC .... a largo plazo tanto bloqueo para la agenda de implementación le resulto más favorable al PLN...

El PAC, de nuevo como ejemplo, decidio unir a su lucha a los sindicalistas, sin saber que al unir sindicalistas perdio más apoyo que lo que iba a ganar.. porque si jalo 10,000 pro sindicalistas.. habian 100,000 que odian los sindicatos a muerte..

Muchas veces hay que estudiar más la situación antes de actuar.. y no desgastarse por todo lo que brilla...

Si hay una pieza de oro tirada en la esquina, pero a los diez metros viene una super lacra, valdra la pena ir por ella sabiendo que la lacra fijo viene armada?

Por supuesto que NO, es mejor dejar que pase la lacra, y si esta no la ve.. ir por ella.. o esconderse en la esquina y ya cuando la lacra tenga en sus manos el lingote.. y este tan maravillado con su suerte.. meterle un masazo...aprovechando su descuido..

Pero ir a luchar en una guerra que se sabe que vamos en desventaja?naaaaa

Terox dijo...

Carepi, dichosos los ojos... en efecto, un poco de sagacidad es importante para casi todo en la vida. Ya que toca el tema político, el problema del PAC fue que dijo una cosa: "aceptamos el resultado del referendo" e hizo otra. Yo me imagino que por "lealtad" al resto de noístas. Leyeron mal el partido... Fue más lista la chica Soho...

En fin, su último ejemplo me recordó la venta de Alaska, creo que voy a postear al respecto...

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Pues me deja un sabor a injusticia, a indecencia, a destino aciago
Un hombre que construía
sembraba
generaba cosas
es derrotado por los hombres
que extraen
compran-venden
y su dios amarillo.Que cosa,che.

andrés dijo...

Si no hubo x donde... a veces la gente emponchada sencillamente arrastran mala suerte. En lo eprsonal esta calse de historias me fascinan pero me agueban a la vez.

Terox dijo...

Mariel, es cierto. Casi nunca las "riquezas" que se sacan de la tierra traen verdadera prosperidad. Recuerdo una escena de "Diamante de Sangre" donde un nativo le comenta a otro "espero que no encuentren petróleo por aquí"... (o algo así).}

Andrés, la parte buena es que el tipo logró hacer grandes cosas a pulso. Lo malo fue que las perdió de una forma tan injusta...