viernes, 4 de abril de 2008

¿Mal negocio?


Es bien conocida la venta de Alaska a USA, por parte de Rusia, en 1867, por $7,200,000 (unos $91 millones de 2005). Usualmente se cita como un ejemplo de una transacción muy desigual. Sin embargo, ¿será esto verdad?.

Primero, tratemos de situarnos en aquellos tiempos. Los rusos, no conociendo el futuro, veían Alaska como un gran terreno improductivo, en un lugar poco accesible, pésimo clima y muy difícil de defender. Era sólo cuestión de tiempo que Inglaterra quisiera expandirse hasta el océano. Así que desde antes, Rusia activamente inició conversaciones con los Estados Unidos con el fin de venderle esa "ganga". La guerra de Secesión, sin embargo, retrasó la transacción final.

Por cierto, dicha compra se debe, por el lado gringo, muy especialmente al secretario de estado, William Seward, quien contra viento y marea, impulsó la idea, exponiéndose a duras críticas de quién no entendía el valor que pudiera tener un territorio de duro clima y que ni siquiera era contiguo a los Estados Unidos. Se le denominó: El frigorífico de Seward, el jardín para osos polares de Andrew Johnson (el presidente), Walrussia, Icebergia, el país de las hadas rusas, el nuevo Frigorífico Nacional, o directamente la estupidez de Seward (Seward's folly). Sin embargo, la proximidad a territorio norteamericano (sobre todo considerando el ritmo acelerado de crecimiento de la costa oeste) hacían toda la diferencia (aparte de flanquear a los británicos por el oeste). Finalmente, el Congreso aprobó la compra por un sólo voto de ventaja...

Fue una transacción win-win. Claro, para 1896, cuando se descubrió oro en Alaska, se terminaron de acallar todas las críticas.

Un caso similar se dió con la compra de Luisiana (un territorio de unos dos millones de kilómetros cuadrados), en 1803. En principio, los gringos sólo querían controlar la salida del río Mississippi, pero los franceses le ofrecieron todo, entre otras razones, por las necesidades de efectivo que pasaba Napoleón en su afán expansionista en Europa. El monto final fueron $23,213,568, incluyendo intereses (eran $15 millones, pero no pudieron pagarlo todo de un solo tiro!).

En resumen, para decidir si algo es buen o mal "negocio", hay que tomar en cuenta las circunstancias del momento, la visión que tuvieron los diferentes actores, y sus necesidades particulares... es muy fácil juzgar a posteriori...

Fuentes:
Pons Asinorum
Wiki


27 comentarios:

gonzo dijo...

Y despues encontraron petroleo por ahi... nada mal les salio el negocio.

Lastima que no hay mas gangas ultimamente

H3dicho dijo...

Es el mismo caso de la venta de propiedades en la playa.. donde el propietario se conforma con unos cuantos millones.. y el que la revende meses despues la vente por cinco o 6 veces el precio pagado..

Siempre hay que pensar a futuro..

Carlos Alberto Arellano dijo...

Terox:

Interesante artículo.

Recuerdo ahora a las discográficas que rechazaron a Los Beatles.

También recuerdo a las editoriales que rechazaron a J. K. Rowling y las aventuras de su Harry Potter.

Terox: Vi La agonía y el éxtasis en la televisión, hace muchos años. Maravillosa película. Inolvidable. Dos gigantes: Charlton Heston y Rex Harrison.

Saludos.

Terox dijo...

Gonzo, claro que hay gangas. Lo único que se ocupa es conocer el futuro...

Carepi, la información es poder. Aún así, muchos vendieron no tan barato, y se pasaron la plata por el gaznate y la jareta... así imposible progresar...

Carlos Alberto, pues seguro no eran del gusto de esas empresas. Es difícil predecir que será un éxito y qué no. A veces excelentes películas fracasan en taquillas y otras hacen montones de plata con calidad nula.

Pero el punto del post no era destacar el buen negocio que hizo USA sino que, a la luz de lo que se conocía entonces, a Rusia tampoco le fue mal...

Amorexia dijo...

Terox! yo con usted si aprendo!

Jajajaja Buena reseña y buen punto.

Terox dijo...

Amorexia, aquí todos aprendemos de todos... el día que uno deje de aprender... ya pateó el balde...

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Creo Gonzo que esas gangas ya no se dan, ya no se venden territorios con esas dimensiones, menos con tanto sentimiento nacionalista.

Definitivo fueron buenos negocios, ya que no concebiría a EU sin esos dos estados hoy en día.

Además es una gigantesca reserva de agua, que van a tener más valor que todo el petróleo y el oro del mundo.

Hay que tener ojo de águila, para reconocer los negocios, así que a ponernos vivos a ver que pescamos.
Saludos

Carlos Alberto Arellano dijo...

Terox:

Al comentario que dejaste en mi blog, hace unos momentos, agrego esta frase de Woody Allen:

Antes que vivir en el recuerdo de la gente, prefiero seguir viviendo en mi departamento.

Saludos.

Carlos Alberto Arellano dijo...

Terox:

Seguro, es muy difícil predecir un éxito.

A J.K. Rowling le dijeron que los niños ya no se interesaban en historias de magos. Y mucho menos en un libro en el que no aparecían ordenadores.

Terox dijo...

Carlos Alberto, buen dato el de Potter. Curioso que nunca me había fijado en la ausencia de computadoras. ¿Será que no caben dos magias tan distintas en un mismo universo?

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Adoro a Ortega y Gasset!!!!

Ni hablar de estas ganguitas!!!

andrés dijo...

Cuando le pregunatron a Wayne Gretzky como era tan buen jugador el dijo "yo patino hacia donde va a estar el disco, no donde se encuentra en ese momento"

La capacidad de ver mas alla, de preveer, de anticipacion es la q hace a una persona visionaria y llegar antes que los demas.

Terox dijo...

Mariel, a don José yo lo conozco apenas de oídas... será que lo citaron sin darme cuenta?

Andrés, eso hace la diferencia, no? Claro, hay que saber predecir adonde va a ir la pelota (disco, o guareber)...

andrés dijo...

he ahi el truco... predecir en vez de seguir!

Carlos Alberto Arellano dijo...

Terox:

No conocía la historia de John Sutter. Tristísima historia. Pobre hombre.

Me acaba de informar una amiga que murió Charlton Heston. Una pena. Fue un gran actor. Ya mencionamos La agonía y el éxtasis. Lo recuerdo también en El Cid, que tuve la suerte de ver en el cine. ¡Grandioso espectáculo! Un final impresionante, inolvidable. También recuerdo El planeta de los simios ¡Otro final inolvidable! Recuerdo también que, cuando la vi de nuevo, muchos años después, siendo ya un apasionado lector de los libros de divulgación científica de Sagan y Asimov, me di cuenta que, en lo que se refiere a la parte científica de la película, estaba llena de errores. Algunos realmente muy tontos. No me gustó la versión de Tim Burton. Ese monito que acompaña al astronauta me pareció simplemente ridículo.

Pensaba seguir citando películas protagonizadas por Charlton. Pero, de pronto, me he dado cuenta que no era el tema del día

(Vi la entrevista que Michael Moore le hizo en su documental. Sí, me apenaron las respuestas de Charlton Heston. Pero, a pesar de su obsesión con las armas, fue un gran actor al que recuerdo con mucho cariño.)

Saludos.

Terox dijo...

Carlos Alberto, una que vale la pena mencionar, aunque sea solo por una única escena, "Zoilent Verde", con E.G. Robinson...

Chuck ha sido, sin duda, uno de los más grandes...

Carlos Alberto Arellano dijo...

Terox:

Vi esa película en la televisión, hace muchos años. El título en castellano era otro: Cuando el destino nos alcance.

Sí, recuerdo que entre Charlton Heston y Edward G. Robinson había una amistad muy especial. Un día Charlton consigue una cuchara con mermelada y se la lleva a su amigo.

Recuerdo cuando Charlton lo agarra a trompadas a ese otro gigante: Chuck Connors.

Yo disfruté muchísimo de «El hombre del rifle», «Marcado» y «Un cowboy en África». También recuerdo la actuación de Chuck en la miniserie «Raíces». Otro gran actor que ya se fue.

Saludos.

Julio Córdoba dijo...

Terox:

Sí. Toda buena idea tiene detractores y promotores. Todo proyecto tiene riesgos.

El tema de la visión tiene que ver, entre otras cosas, con la capacidad de crear valor agregado.

Por ejemplo, hace como 15 años un señor vendió 20 hectáreas de guindo a un gringo porque "las vacas ahí no pueden pastar y no se puede sembrar nada".

El gringo vio otra posibilidad y construyó un hotel con grandes vistas. Hoy ese hotel fue valorado en más de $10 millones por parte de un banco.

¿Qué posibilidad vemos en nuestras realidades? Mientras algunos ven limitaciones otros agarran las oportunidades.

Terox dijo...

Carlos Alberto, si recuerdo "El hombre del Rifle". Uno de los rudos...

Julio, es cierto. La mayoría no tienen la capacidad de tomar los riesgos y por lo tanto, disfrutar las ganancias. Dicen que la suerte favorece a los valientes. Probablemente ese señor hizo un buen negocio vendiendo el guindo. Y el gringo, también, logró ganancia gracias a su esfuerzo. Conozco el caso contrario, gente que vive como en tugurios con tal de no vender un pedazo de tierra para que sus hijos o nietos lo malbaraten y se lo pasen por el gaznate (o la jareta). Tal vez vendan más caro, pero por ningún lado es buen negocio...

Pericles está Loco dijo...

hay sangrita en mi choza, T, luego caigo paleer, T.
Nos vi, sin esrrotarlos...

Albertvs dijo...

Excelente reseña.

Terox dijo...

Albertvs, gracias por la visita...

Homo surfus dijo...

Claro que siempre hay gangas!
Claro que siempre hay metidas de patas!
Claro que siempre habrán ideas increíbles!
En cuanto a los gringos hay que reconocerle su buena visión a futuro, así también compraron la isla de Manhattan a los indios.
Aunque los ticos algo aprendimos apoyando a Guanacaste y pellizcándonos con la Isla del Coco.
IBM hizo multimillonario a un simple programador de garaje que les alquiló el MS-DOS y luego no se lo pudo quitar de encima.

Aquí una familia acaba de vender la hermosa y única Playa Matapalo por cerca de $6 millones, han hecho loco comprando pesetas a colón, dentro de un año ni siquiera podrán entrar al Hyatt que se construirá en su antiguo patio.

Terox dijo...

Homo Surfus, Ud sabe de primera mano de esto de gangas.

Seguro que cuando esa gente haya disparado los 6 melones, van a decir que los engañaron y malbarataron el terreno. Por cierto, los que compraron Manhattan fueron los holandeses... los cuales la cambiaron por Surinam (unos 40 años después), en el tratado de Breda. O sea, como que lo que hicieron con la mano lo borraron con el codo... Yo digo que lo que hace falta es una bola de cristal...

Albertvs dijo...

Con mucho gusto! Más bien ahora reviso este blog cada semana, muy buen brete compa!

Elías Torres dijo...

Es cierto, es facil juzgar a posteriori, criticar la realización o no de cualquier proyecto que tenga riesgos también.

Saludos.

Terox dijo...

Elías, exactamente. Muchas veces pasa al revés. No venden cuando debieran. Por ejemplo, yo conozco roquillos que viven agarrándolas del rabo teniendo fincas, pero no quieren vender, para dejarle esa herencia a los hijos que a lo mejor las van a malbaratar...