jueves, 6 de marzo de 2008

El precio cuenta...

En este interesante artículo del New York Times se toca un tema como las percepciones intervienen en la "efectividad" de los medicamentos, y especificiamente, en relación al costo que tienen para el paciente.

En un experimento, se les administraron choques eléctricos a 82 sujetos (hombres y mujeres), antes y después de tomar un placebo. A la mitad, les dijeron que se trataba de un nuevo medicamento, recién aprobado, para tratar el dolor, y que costaba $2.50 cada píldora. A la otra mitad, que el precio estaba en descuento, a $0.10 centavos. A ambos se les dió una píldora falsa.

Ambos grupos manifestaron un fuerte efecto placebo, pero un 85% de los que tomaron la píldora "cara" reportaron un significativo alivio del dolor, comparado con un 61% de los de la píldora "barata". Los investigadores tomaron en cuenta el nivel personal de tolerancia de cada individuo (para evitar sesgos).

Estudios previos habían determinado que el tamaño y el color de los medicamentos también afectaban su efectividad, incluso el país de origen.

Todo tiene que ver con las expectativas. Como explica el investigador principal, "Cuando Ud espera alivio al dolor, secreta sus propios opiáceos, pero cuando compra con descuento, Ud duda, y su cuerpo no reacciona igual de bien".

¿Qué curioso, no? ¿Cuántas veces también dudamos de la efectividad de algo porque es más barato de lo esperado?. Por eso, a veces es contraproducente cobrar algún trabajo demasiado barato, o bien, mencionar una expectativa de salario muy baja, en una entrevista laboral.

Y viendo el lado positivo, que bonito es encontrarse algo que uno esperaba le iba a salir muy caro, a un precio bajo y con alta calidad...

14 comentarios:

Bastago dijo...

Como se dice por ah: "Todo esta en nuestras mentes"

Es como cuando uno todo mundo le dice "No pruebe el pesaco de X restaurante es horrible"
Uno va, se lo come y le sabe horrible...

¿Si le hubieran dicho que estab delicioso, le habria sabido de esa forma?

Bastago dijo...

ERROR
PESACO = PESCADO

Terox dijo...

Bastago, es correcto, "todo es mente". Y yo no sé, pero en general, mi impresión es que funciona más para lo negativo que para lo positivo.

Y diay, todo tiene un origen. Hay que dejarse de varas, pero, casi siempre, las cosas muy baratillas son de mala calidad (aunque a veces uno necesita exactamente eso).

Moderator dijo...

¡Interesar ese nada para más trabajo de dinero mejor entonces nada para menos dinero! ¡Por favor parada por mi blog y me da su vista en mi pregunta Tiene un gran día!

SarksTico dijo...

claro eso también va en el medio en el que te hayas criad... supongo q una persona pobre, más q tercermundista, puede ser curada tanto con una medicina ( ojos q digo medicina, no placebo)cara como con una barata..

en una sociedad como en la q se realizaron las pruebas, el elitismo sobrepasa a la salud, asi q aparte de mentalidad, el ambiente también afecta... creo!

Terox dijo...

Moderator... take it easy...

Sarks, cierto. Un problema es que la diferencia de precio era mucha. La pastilla "cara" valía como 1,250 pesos (igual o más barata que algunas que se venden aqui), en cambio, la barata costaría 50 pesos (10 centavos). Ud a cual le tendría más fe? Más bien, viéndolo así, la diferencia en el "efecto" no fue tan significativa...

Santiago Espada Borbón dijo...

Definitivo, amigo: Todo está en la cabeza, o, la mayor parte.
Nuestra manera de ver las cosas, en todo sentido, es lo que nos lleva a hundirnos o a surgir y progresar. Por ello es que es tan importante el desarrollar una buena personalidad, como individuo, o una idiosincrasia sana, como nación.
Todo está en la cabeza, y lo que nos hagan creer, afecta. Y nos afecta la realidad que no queramos ver.
Me gustó esa nota. Sirve para ver mucho más allá del tema que toca, el de las medicinas.
Vengo empezando en esto de los blogs y, bueno, hasta luego, amigo.

Carlos Alberto Arellano dijo...

Terox:

Yo recordé esto:

Un grupo de Harvard se presentó ante unas maestras y les dijo: Ahora vamos a entrar en sus aulas y les daremos a los alumnos el Test de Harvard de los Esfuerzos Intelectuales. Con esta prueba determinaremos quiénes crecerán intelectualmente durante el año.

Al terminar de recoger las pruebas las arrojaron al cesto de la basura (sin que nadie los viera). Luego eligieron cinco nombres al azar del listado y les dijeron a las maestras: Estos son los chicos más inteligentes.

Todos los alumnos seleccionados mejoraron notablemente su rendimiento durante el resto del año.

Posdata: Gracias por los links.

Terox dijo...

Santiago, sea Ud bienvenido. Como dicen por aquí..."la fe le valga"...

Terox dijo...

Carlos, vos siempre tan oportuno. Me parece que en un episodio le pasó eso a Bart Simpson, aunque con resultados menos halagüeños...

Saludos!

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Terox:
Este post me recuerda el fracaso y el fiasco de los medicamentos contra la depresiones.

Hace unos meses se advirtió que los jóvenes que tomaban esos medicamentos tienden al suicidio y cual fue la sorpresa, hace unas semanas en unas pruebas dijeron que esos antidepresivos son inefectivos y que habían engañado a los pacientes.

Claro que todo está en la mente, me acuerdo una vez una persona que se había habituado a un medicamento y llego urgente a que le pusieran a un hospital de la Caja, y una enfermera le inyecto una sustancia neutral que no le iba a hacer ningún daño, y el paciente se fue contento.

Nuestra mente es poderosa, ahí es donde nacen nuestras aficiones y nuestras adiciones.

Al final uno decide que le es bueno y que le es malo, que le va a provocar placer y que no.

Estas pruebas demuestran que muchas veces los medicamentos, no son tan efectivos a como se esperan, pero a veces el precio si tiene mucho que ver.

Por ejemplo la Caja da unos capsulas de antibióticos, y los doctores le dicen a los pacientes, que si pueden comprar alguna capsula de marca, sería mejor, ya que no le van a dañar el estomago, como si lo hacen los genéricos.
Al final son actitudes, si nuestra actitud es positiva pues mejoramos, sino nos jodimos.

Pero ojala que cuando esperamos que algo sea costoso, y que nos salga más barato y que se bueno, pues que sea así, la mayor de las veces, sería genial.
Aunque muchas veces la calidad si tiene su buen precio y eso no se puede negar, en cualquier ámbito que hablemos.
Saludos

Terox dijo...

Roy, esas pastillas de antibióticos de la Caja si son una patada al hígado, al menos para los que tienen panza delicada.

Tal vez, a fin de cuentas, lo sorprendente es que la diferencia sea tan poca: 85% contra 61%, entre una pastilla de 1,200 colones y otra de 50 colones (claro, ninguna de las dos hace nada, jajaja).

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Que espanto....el experimento.
pero el resultado es clarísimo
NECESITAMOS MUCHOS MENOS MEDICAMENTOS Y MÁS FELICIDAD PAZ Y AMOR. AUNQUE SUENE NAÏF

Terox dijo...

Mariel, bueno, el experimento sirve para conocernos más...